a

La «subida del SMI»

Se oye una y otra vez que la subida de SMI perjudica a la empresa y solo beneficia a los trabajadores, pero eso, siendo verdad, no es una información completa puesto que hay algún beneficiario más: el propio Estado. ¿Cuál es el motivo? Sencillo: incrementando el SMI se incrementa la recaudación del Estado tanto en seguros sociales como, de momento y hasta que no modifiquen la normativa, en IRPF.

¿Cuál era la situación previa a la subida del SMI?

El SMI antes de la subida, es decir, en 2023 alcanza los 1.080,00.- € (14 pagas). Si prorrateamos las dos pagas extras, al mes quedaría un bruto de 1.260,00.- €.

Con ese salario, el coste de los seguros sociales que la empresa asume por Ley se encontraba entre los 401,94.- € y los 473,13.- €. Este rango corresponde a los diferentes tipos de cotización de las contingencias profesionales (por accidente de trabajo y enfermedad profesional) que varían según el sector entre el 1,5% y el 7,15%.

A las aportaciones del empresario hay que sumar las del trabajador que ascienden a 81,27.- € (cifra que se le descuenta de la nómina mensual pero que ingresa el empleador en TGSS). Por tanto, el trabajador tenía un neto de 1.178,73 euros.

El coste para la empresa se compone el salario bruto unido a los seguros sociales a cargo suya y alcanza entre los 1.661,94.- € y 1.733,13.- €. Sin embargo, al trabajador le entra en el banco 1.178,73.- €, yendo a parar a las arcas del Estado la diferencia, entre 483,21.- € y 554,40.- €.

Es decir, cuánto más se suba el SMI (y los salarios en general mediante las actualizaciones de convenio, que han sido muy numerosas en los últimos años), más recaudación de seguros sociales para el Estado.

A esta subida habría que añadir también la subida de las cotizaciones del MEI “Mecanismo de equidad intergeneracional” del 0,60% al 0,70%. De este incremento el 0,08% corresponde al empresario y el 0,02% al trabajador.

Y ahora la pregunta es:

 

¿Con la subida del SMI cuánto percibe neto el trabajador y que coste supone ello para la empresa?

Contando con la modificación del límite en IRPF, es decir, sin aplicar descuentos por IRPF en la nómina, al trabajador le quedaría un salario neto al mes de 1.237,40.- €, es decir, 58,67.- € netos más al mes.

Por otra parte, a la empresa le supone entre 84,16.- € y 87,71.- € más de coste. En cifras de salario bruto, el SMI en 12 pagas pasa de 1.260,00.- € al mes a 1.323,00.- € al mes, 63 euros brutos más.

Con lo que el Estado recaudará en Seguros Sociales entre 25,48.- € y 29,04.- € más al mes por trabajador.

 

Resumiendo

El impacto por trabajador por mes es de:

Subida del SMI con pagas extraordinarias prorrateadas: 63,00.- €
Coste para la empresa mensual por trabajador: 84,16.- € a 87,71.- €
Subida sueldo neto trabajador: 58,67.- € (Del 66,89% al 70,93% del coste del empresario)
Aumento ingreso Estado: 25,48.- € a 29,04.-€ (Del 30,28% al 33,11% del coste del empresario)

 

Juan José Lobo Fernández
Eudita León

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *